Esta semana, el Consejo de Gobierno del BCE aprobó seguir con los programas de compra de activos (comprar deuda pública de los países) pero además aumentando la cantidad en el tercer trimestre. Es decir, no sólo no se reduce a pesar de que las economías están volviendo a la normalidad, sino que ¡aumentan las compras!

Estos programas de compra de deuda pública están teniendo como único fin sostener a unos gobiernos endeudados hasta las cejas para mantener su estabilidad a largo plazo, posiblemente a costa de crear un problema mucho mayor a medio y largo plazo.

El balance del BCE ha llegado a rozar el 80% del PIB de la eurozona, y cada vez más se va pareciendo al Banco de Japón y no al Banco de Inglaterra o a la FED. Desde que Draghi hizo el famoso anuncio de “whatever it takes” en 2012 las políticas ultraexpansivas (se puede traducir como imprimir dinero) no han cesado.

Balance del BCE como % del PIB.
Balance de la Reserva Federal como % del PIB

Es un problema muy serio, pues ha llevado a que prácticamente todos los estados de la eurozona paguen en algún tramo tipos negativos de su deuda pública, incentivando a los gobiernos a seguir endeudándose y no acometer las reformas estructurales necesarias.

Actualmente, el BCE compra prácticamente la totalidad de la nueva deuda pública española, y esto es un problema muy serio, pues en algún momento se acabarán estos privilegios (cuando Alemania y Holanda digan basta, y con razón) y cuando eso ocurra las economías endeudadas no estarán listas para afrontar lo que se viene. Las compras de deuda, en definitiva, van a crear una crisis muy severa.

Por si fuera poco lo anterior: El BCE revisará al alza sus objetivos de inflación.

Lo voy a explicar de una forma sencilla para cualquier persona lo pueda entender.

Imprimir dinero (bajo cualquier modalidad, como programa de compras de deuda) en grandes cantidades provoca inflación. El BCE establece desde su creación un objetivo del 2% (hasta ahora se marcaba que era deseable estar cerca de ese nivel pero por debajo).

Pues bien, ahora que sus políticas están haciendo que se supere ese porcentaje ¿Lo lógico sería que se redujeran las políticas, no? Pues si eso es lo que piensa usted lector, no valdría para miembro del BCE o gobernante. Ajuste el objetivo de inflación, y siga con vía libre para imprimir dinero, y si lo ajusta al 3 y se supera, cambie al 4, y luego al 5 y así hasta no tener que tomar una sola medida impopular.

 

 

Ahora se va a poder superar el 2% de inflación sin que esto tenga que modificar las políticas de los bancos centrales.

Un corsé más que se elimina en su actuación, y un lastre más para los ciudadanos, pues que aumente la inflación cada año más de un 2% nos empobrece a todos, por mucho que lo pinten como una política social. ¿Alguna vez ha visto a alguien el supermercado celebrando que le haya aumentado la cesta de la compra un 2%?

Mientras el coste de la vida aumenta para los ciudadanos, el BCE se dedica a otras políticas como la lucha contra el cambio climático, a través de un complejo de soberano autoritario que piensa que todo lo puede hacer él a su antojo, la institución se encargará de luchar contra el cambio climático en vez de centrarse en los problemas a los que debería hacer frente de verdad, como el incremento de precios o el endeudamiento de los gobiernos fruto de sus políticas.

Wozniak, Microsoft y Bitcoin.

Para quien no lo conozca, Steve Wozniak fue la mano de derecha de Jobs en Apple, y el cerebro de la compañía de la manzana, pues Jobs se encarga del marketing.

Esta semana, Steve Wozniak ha declarado que “Bitcoin es el milagro matemático más asombroso”.

Mientras tanto, Microsoft lanza la aplicación de identidad descentralizada en Bitcoin.

La protección de la privacidad, es uno de los asuntos más delicados de la actualidad, más aún con China ganando cada vez más y más poder. La entrada a la denominada cuarta revolución industrial y tecnológica, no ha resuelto este asunto para beneficio de los usuarios de Internet. En ese sentido, Microsoft dio el primer paso de una manera decidida al basar su proyecto en la red de procesamiento de datos de Bitcoin.

Usando la tecnología blockchain de Bitcoin, el mensaje de la gigante tecnológica con su proyecto ION, es claro. «Si el objetivo de Bitcoin es eliminar centralizado de las instituciones sobre el dinero, el de ION es hacer lo mismo con la identidad virtual».

Aún hay esperanza: Hungría, Estonia e Irlanda se plantan ante el cártel de la OCDE.

Frente al acuerdo ratificado por la práctica totalidad de los países desarrollados de establecer un impuesto mínimo a las empresas en conjunto, han surgido tres países que se han negado en rotundo ante tal colusión.

Hablamos de Irlanda, quien superó la grave crisis financiera fundamentalmente a través de la reducción de impuestos y de la atracción de empresas, también de Estonia cuyas sucesivas reformas en materia impositiva y económica le han llevado a tener un PIB per cápita en los niveles españoles. Por último, Hungría, que, aunque es cierto que en muchos aspectos no supongan ningún ejemplo a seguir, en lo económico están llevando a cabo medidas muy eficaces y en materia de favorecer la libertad de mercado.

Tipo impositivo de Impuesto de Sociedades en Hungría

La idea de la OCDE es que las empresas que facturen más de 750 millones de dólares y tengan un margen de beneficio superior al 10% queden sujetas a una reasignación de bases imponibles que impondrá obligaciones en distintos países donde tengan actividad, con el tipo mínimo del 15% como referencia.

¿Qué depara la próxima semana?

Quitando los anuncios de bancos centrales de economías menores como Turquía y Canadá, no se espera grandes anuncios en materia de autoridades monetarias durante un tiempo. Tendremos las dos comparecencias de Jerome Powell en el Congreso y Senado.

Empieza la temporada de resultados del segundo trimestre en Estados Unidos.

Los grandes bancos como Citi, JP Morgan, Wells Fargo etc presentarán sus resultados y el mercado espera que sean buenos datos. Se estima que estén un 15% por encima que los resultados del segundo trimestre de 2019, por lo que se espera que la cotización de los bancos americanos aumente.

También tendremos el martes los datos de inflación americana, estimados en 4.8-4.9% anual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *